martes, 22 de febrero de 2011

Al carajo



Ultimamente estoy saturada en demasia de problemas, cosas que sinceramente no salieron como debieron de salir pero bueno ¿qué cosa lo hace?

Llega un momento en que mi orgullo me puede más que los demás sentimiento y mi manera de zafarme de los problemas es (realmente patético, lo sé) mandar todo a un reverendo carajo cuando veo que las personas no están dispuestas a callarse la boca, actuar razonablemente y ceder y yo tampoco cedo porque soy una asquerosa orgullosa.

En este asunto me di cuenta de que la gente puede ser irremediablemente e-s-t-ú-p-i-d-a, joderla por completo por un capricho, hacer cosas que nadie en el mundo habría considerado hacer porque no piensan ni reflexionan y actúan por impulso y que los seres humanos somos sumamente egoístas (me incluyo).

Claro, yo también tuve la culpa por confiar en quien no debía, por querer creer que la gente realmente se calla las cosas, por hacerle caso más a mis sentimientos que a mi razón (comprobadisimo: pensar así sólo hace que te chingues) y pasarme no una, no dos, no tres, si no cuatro veces (o más) las advertencias y consejos de mis amigos por los huevos y hacer lo que creí que sería lo mejor.

Parece ser que ya se dio una resolución a todo este embrollo, yo salí del campo de juego, no intacta si no más bien medio muerta pero salida al fin y al cabo y la solución me cala aún más al orgullo pero en este momento lo mandaré también a la chingada por que no pienso hacer alguna otra estupidez nomás por estar jodiendo.

Me dedicaré a mis cosas y ya, me importará durante un rato y lo que sea pero con el tiempo deja de hacerlo.

Cambio y Fuera.

Image: Fuck Off By Sarkofucker

1 comentario:

mariposa dijo...

Al menos..ya paso todo.















:) don't worry be happy